DENUNCIA...

DENUNCIAN CONSPIRACIÓN INTERNACIONAL CONTRA EL PUEBLO MAPUCHE Y SUS DEMANDAS

* Sectores Políticos, empresariales, Latifundistas-estancieros, Paramilitares y prensa escrita señalados como de cortes fascistas y racistas en Colombia, Chile y Argentina, coludida y planificadamente estarían implementando desde hace algún tiempo una conspiración tendiente a aumentar la criminalización al Pueblo Mapuche frente a sus reclamaciones por tierras ancestrales y frente a lo que denominaron, legítimas protestas ante nefastos mega proyectos industriales en sus territorios. Así lo denunció el Grupo de Trabajo por Derechos Colectivos (GTDC).



* Un hecho que deja en absoluta evidencia según sus declaraciones, serían montajes instaurados sobre “terrorismo Mapuche” y supuestos nexos entre grupos Mapuches y las Farcs de Colombia y ETA, lo que a juicio de GTDC, involucra a ciertos sectores fascistas de estos Países que buscan replicar experiencias al más puro estilo de la guerra fría, como lo fue el Plan operación cóndor en la década de los 70 y el desprecio absoluto por los Derechos Humanos. El grupo de Trabajo hizo notar que existen sectores que no han evolucionado, que siguen siendo irracionales y que no se han democratizado. Asimismo, emplazó a los Gobiernos para que se respeten plenamente los Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas y terminar con complicidades.



Para el Grupo de Trabajo por Derechos Colectivos - GTDC, no es casualidad que cierta prensa escrita de Chile y Argentina, junto a políticos y gremios empresariales y latifundistas-estancieros ligados al fascismo, estén en una abierta campaña para aumentar la criminalización de la protesta social Mapuche en ambos países, como asimismo, para el aumento de la militarización en Comunidades Mapuches dijo Sergio Millamán.



Por su parte, lamentaron que el Gobierno chileno, con absoluta complicidad y complacencia se involucre en estas operaciones encubiertas y asuma la situación Mapuche en sus planes de seguridad como de “enemigos internos”. “Es inaceptable que el Gobierno, en vez de buscar de frente soluciones de fondo a las legítimas demandas por tierras ancestrales y garantice plenamente derecho, particularmente ante la imposición de nefastos megaproyectos industriales a favor de grupúsculos económicos, acceda a presiones para aumentar la represión en las comunidades e implemente un nuevo plan de seguridad a un costo de 3,5 millones de dólares para, según la versión oficialista, frenar acciones de violencia de mapuches radicales”, señaló Alfredo Seguel, también integrante de GTDC.



Para el Grupo de Trabajo Mapuche, estas oscuras políticas y operaciones solo buscan mayor represión para el mantenimiento de verdaderos feudos coloniales en zonas del sur de Chile y Argentina y cuidar los intereses económicos de verdaderos poderes fácticos que sobreexplotan recursos naturales en Tierras ancestrales con actividades forestales, celulosa, de energía y minera, las que traen consigo la destrucción territorial, económica, socio-cultural y ambiental del Pueblo Mapuche y diversos sectores de población rural en estos países.



FUEGO CRUZADO

Para GTDC se quiere promover un Status Quo, bajo la excusa de “atentados incendiarios” de dudosa procedencia, a los cuales se les ha catalogado de terrorismo vinculado a Mapuches en su generalidad, y de paso generar una serie de montajes comunicacionales y de hechos políticos de “seguridad” de orden militarizado, para la provocación, cuyo origen radica en sectores fascistas y racistas en la zona sur transandina, lo que se agravaría mucho más, ya que los propios sectores de derecha en Chile se han referido a ciertas informaciones obtenidas hace algunos años desde el propio Gobierno de Colombia, sin embargo, nunca se ha logrado determinar absolutamente nada, cuya participación rayaría la complicidad junto, que incluso, podría involucrar a sectores paramilitares de dicho País.



Para GTDC hacer la relación con las Farcs y de la etiqueta de terrorismo a las movilizaciones Mapuches, son planificaciones, donde se manipula una situación de lesa humanidad que afecta a numerosos Pueblos Indígenas en Colombia víctimas de un genocidio sistemático bajo el amparo y promoción de dicho estado, cuyas comunidades están bajo fuego cruzado por sectores bélicos en medio de un clima turbio y siniestro.



El grupo, hizo notar que estos sectores conspirativos no han evolucionado y que mantienen prácticas violatorias. A su vez, emplazó a los Gobiernos, particularmente al chileno, para que se asegure el respeto pleno de los Derechos Humanos del Pueblo Mapuche. Asimismo, a las organizaciones Mapuches ha no dejarse provocar y valoró los procesos de reconstrucción de institucionalidad propia y tradicional. Por último, se refirió a los organismos internacionales de Derechos Humanos haciendo un llamado a investigar fehacientemente y a estar alertas.



ANTECEDENTES



En septiembre de 2008, parlamentarios de Renovación Nacional, encabezados por el Senador Alberto Espina denunciaron la existencia de vínculos entre las FARC con grupos extremistas mapuches de la región de la Araucanía, cuya información “privilegiada” habría sido provista desde el mismo Gobierno de Uribe en Colombia en el 2006, lo que nunca fue demostrado.



Lo mismo era resaltado por El diputado independiente -ex RN y ex Ministro de Pinochet- Alberto Cardemil y el RN Cristián Monckeberg quienes aseguraron que el Ministerio del Interior estaba al tanto de la posible relación entre las FARC y grupos subversivos vinculados a la causa mapuche desde hace más de un año y medio.



Lo mismo hizo el presidenciable Sebastián Piñera en agosto de este año 2009 en agencias internacionales en medio de su campaña electoral, sin precisar quien, dónde y cuando, afirmando irresponsablemente que detrás de la violencia en el conflicto mapuche hay organizaciones terroristas extranjeras..



En Argentina, La Cámara de diputados ante la petición del diputado José Luis Sáez, a fines de Septiembre de 2009 inició una discusión para solicitarle al fiscal federal y al gobernador Jorge Sapag que realicen una “minuciosa investigación” relacionada a las denuncias efectuadas por el empresario Carlos “Nuno” Sapag sobre las comunidades mapuches locales en Neuquén, lo que fue derivado a la comisión de Peticiones y Poderes. Cabe mencionar que el empresario, hermano del Gobernador de Neuquén afirmó que existe una campaña de infiltración desde Chile de supuestos grupos armados dispuestos a tomar tierras privadas o estatales a través de la fuerza, según publicaba el Diario la Mañana de Neuquén l 1 de Octubre. Fuente:

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2009/10/1/42050.php



La misma denuncia que hizo el empresario “fue publicada por el diario chileno El Mercurio. Allí decían que la inteligencia chilena manejaba información acerca de que los Carabineros seguían a grupos armados hasta la frontera argentina en el sur.

1 comentario:

Macarena dijo...

En los medios tradicionales siempre se muestra una cara de la moneda en el conflicto mapuche. Qué harían si tuviesen acceso a la tv digital con una señal sólo para ustedes? Salir de los medios ciudadanos y los blogs quizás sería una solución para crear la diversidad y derecho a la información necesaria.

Visiten estos links, quizás sond einterés y debatan sobre este tema.

http://www.elmostrador.cl/index.php?noticias/articulo/el-cambio-de-nuestra-tv-un-destino-en-controversia

• http://www.ciudadaniatv.cl/wp-content/uploads/2009/10/decalogo_ciudadania_tvdigital-final.pdf

KAXUTUFIIÑ AWUKAGEKEN RETAIÑ INKAN MEU TAIÑ ZUGU...

Basta de Represion a Recuperar lo que nos Pertenece como Nacion...